quiNUEVA YORK._ El Procurador General de la República Dominicana, doctor Francisco Domínguez Brito, advirtió aquí que la justicia ni el gobierno de ese país devolverán bienes ni un solo centavo al ex capitán del ejército nacional Quirino Ernesto Paulino Castillo, cuyos abogados en el país caribeño, alegan que este hizo un acuerdo con fiscales federales para que se le devuelvan unos $14.5 millones de dólares y varias de sus propiedades a cambio de las “informaciones vitales” que suministró de carteles internacionales de las drogas.


Domínguez Brito, respondió a una pregunta de este reportero durante una conferencia de prensa, después de encabezar el acto de apertura de la ventanilla de la procuraduría en el consulado dominicano.


“Oficiosamente, he escuchado que el señor Quirino sigue en Nueva York, hemos estado en muchos contactos con las autoridades americanas, pero no hemos recibido ninguna información oficial de que él está libre, de que ha cumplido cárcel. Absolutamente nada, no me atrevo a decir que él está libre o que ha cumplido pena, porque ese caso entra dentro de una serie de tipologías o clasificaciones con ciertas características que hay que cumplirlas aquí, en los Estados Unidos”, explicó Domínguez Brito.


“Cual que sea la decisión de la justicia de los Estados Unidos, no habrá ninguna devolución de bienes, absolutamente ninguna. Ese es un expediente que ya ha terminado y se cumplieron todos los requisitos establecidos por la ley, para subastar esos bienes y enajenación y por lo tanto, ahí no hay, absolutamente nada que discutir en ese sentido”, precisó el procurador.


“El caso Quirino, no es el más importante en la República Dominicana en materia de narcotráfico, porque el más importante es el de los carteles colombianos que montaron laboratorios y una estructura de envío de dinero desde Nueva York y vía Venezuela a Colombia. Y esa estructura, fue desmontada, por lo que ese caso, es mucho más importante para mí que el de Quirino y el de Figueroa Agosto o cualquiera de los casos que hoy ocupan las primeras planas de los medios dominicanos”, explicó.


“El caso Quirino, entra en una categoría sumamente especial por sus ramificaciones, pero es un caso que tiene aproximadamente 10 años y todavía los efectos reales, no han sido transmitidos oficialmente a la República Dominicana”, dijo.


“Los efectos, son las complicidades o de cualquier otro tipo de solicitud que pueda haber en cuanto a extradiciones o cooperación judicial. No hay, hasta la fecha, ninguna comunicación de un mensaje sobre este caso o de alguna instancia de los Estados Unidos”, expresó Domínguez Brito.


“Hay conversaciones informales con el Departamento de Justicia en las que constantemente, le estamos pidiendo las explicaciones de lugar sobre el transcurso de este caso, pero nos informan, hasta donde las autoridades americanas tienen las capacidades para informar”, explicó.


“¿Qué podría estar pasando con el caso Quirino?, puede ser que haya más personas involucradas, como puede ser que haya una negociación secreta que al parecer, involucra a carteles de otras naciones y simplemente se detenga ahí y haya prioridades con esos carteles, pero todo esto, es un ejercicio de especulación y comprendo que por el tanto tiempo, se han generado rumores y por eso, no me atrevo ni siquiera a decir no descarto, para que no se genere una especie de ansiedad o especulación, pero tampoco en el sentido de negar que pueda pasar algo”, añadió Domínguez Brito.


Manifestó el procurador que “hay que esperar que pase ese proceso, sobre todo con las autoridades de persecución aquí en Estados Unidos y que ellas terminen, como lo establecen las leyes y los acuerdos internacionales y una vez, cumplan, entonces se haría una instancia, si es que Estados Unidos está de acuerdo en que se haga”.