cachonJimaní. Independencia. El Gobierno pagó ayer alrededor de RD$16 millones al personal que trabaja en el complejo habitacional de Boca de Cachón, donde una persona murió y decenas resultaron heridas, en protesta para reclamar el pago de sueldos atrasados.


El Poder Ejecutivo lamentó la muerte y los heridos y calificó de inaceptables los incidentes que además dejaron destrozos al proyecto. “Para nosotros es absolutamente inaceptable que usted, en procura de defender sus derechos, destruya la propiedad y afecte vidas humanas”, expresó el portavoz de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena.


Afirmó que las fuerzas armadas procedieron como han sido formadas para restablecer el orden. No obstante, aseguró que si hubo excesos, habrá sanciones. Dijo que duele mucho la tragedia y que no hubo ninguna maldad, ninguna intención, sino que se exasperan los ánimos. En tanto, Leonel Florián, del Servicio Jesuita del Migrante, dijo que el pago fue encabezado por el ministro de la Presidencia, José Ramón Peralta, acompañado por inspectores que fiscalizaron la entrega.


Expresó que 350 personas, incluidos ingenieros, obreros y supervisores, cobraron en el campamento de Boca de Cachón, donde el Gobierno construye 560 viviendas para las familias afectadas por la crecida del lago Enriquillo. La tensión bajó, luego de que empezara el pago y los reclamantes se acercaron al campamento. El domingo murió el obrero Chales Ronny, de 28 años, en el hospital Jaime Mota en Barahona, herido en el hecho que dejó 60 lesionados, en su mayoría haitianos.