derrSANTIAGO.- Miembros de organizaciones Comunitarias del barrio San José de la Mina realizaron ayer una protesta pacífica en procura de ser nuevamente escuchados y tomados en cuenta ante los problemas que los aquejan desde los derrumbes del 2003, cuando 20 familias se quedaron sin su techo.


Explicaron que la protesta también era para solicitar al presidente Danilo Medina que autorice las obras que necesita esta comunidad y que fueron prometidas en la campaña.


El presidente de la junta de vecinos del barrio San José de la Mina, José Francisco Consuegra, dijo que entre las prioridades de la comunidad están los gaviones o encaches en la Prolongación Mamá Tingó, en el intermedio de las calles Penetración y la calle 10, ya que en los próximos días más de 200 viviendas podrían quedar totalmente incomunicadas a causa de los derrumbes constantes que hay en la zona.