Vestidos de blanco, jóvenes, padres de familia, amigos y familiares de Anel Báez salieron a las calles para pedir justicia por el asesinato de la joven de 16 años, quien fue víctima de 65 puñaladas con arma blanca por parte de su compañera de escuela Erandy Elizabeth Gutiérrez.


El trágico hecho ocurrió en la ciudad de Guamúchil, Sinaloa (México). Durante la marcha, que contó con la participaron cientos de personas, el padre de la víctima, Hugo Báez Ortiz, hizo un llamado para que se haga justicia.


“Quiero agradecerles a todos su apoyo, su compañía, todas las palabras de afecto que han tenido para mí y mi familia. Yo espero que esto haga eco, que esto llegue al corazón de la gente y que las autoridades pongan atención de lo que hacen”, dijo.


Asimismo, manifestó que con siete años de cárcel que recibiría Erandy Elizabeth Gutiérrez no se paga el haber quitado una vida y haber resquebrajado a una familia.


La petición de los familiares de la menor se podía leer en sus camisetas: “Todos somos Anel, queremos justicia, esto no es un delito menor”.