espEspecialistas en ginecología y reproducción asistida consideraron ayer que es una aberración y violación a los derechos individuales que el Código de Familia (CF) prohíba a las mujeres solteras el uso de reproducción asistida para procrear. Los doctores Víctor, Napoleón y Ángel Terrero, ven el intento una aberración, mientras Máximo Cunillera y Juan Cid Troncoso, consideran que ese Código sería excluyente y violaría derechos individuales que son inalienables para las mujeres.


El doctor Napoleón Terrero, jefe de Residencia y director de Ginecología del Centro Médico UCE, lo mismo que el doctor Ángel Terrero, expresidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, no pueden creer que sea cierto que el Código de Familia quiera privar un derecho más a las mujeres. “Eso es aberrante y violatorio”, señalaron.


Leyes divinas. Los dos galenos creen que talvez el Código de Familia se esté amparando en leyes divinas, las cuales no pueden regir el derecho de una mujer a buscar un embarazo aunque esté soltera. Lo propio aseguró el doctor Víctor Terrero, quien deplora que se haya elaborado el artículo 328 de ese Código para cercenar la libertad individual de las mujeres.


El proyecto del Código de Familia de la República Dominicana niega a las mujeres solteras el derecho a usar la técnica de la reproducción asistida para embarazarse. Establece que sólo será posible el uso de esta técnica si las mujeres son mayores de edad o si están casadas o unidas consensualmente. Los tres hermanos consideran que de seguir como va el país en materia de violación a esos derechos, “llevaremos a la caverna”. Es considerable en el país la gran cantidad de mujeres que necesita tener un hijo, pero que tienen problemas de tipo fisiológico.