a734309abad069b2734bb749efd49866_620x412Los peloteros que sean suspendidos durante la temporada de Grandes Ligas por una infracción de dopaje no podrán participar en los playoffs de ese año. Así lo estipulan las enmiendas al reglamento antidopaje anunciadas ayer.


En el endurecimiento más significativo al reglamento antidopaje en ocho años, Grandes Ligas y el sindicato de jugadores dijeron que los castigos aumentarán de 50 a 80 partidos por una primera infracción, y de 100 a 162 —toda la campaña— por una segunda. Una tercera conlleva una expulsión vitalicia.


Aunque hubo de dos a cuatro suspensiones anuales de 2008 a 2011, la cifra se incrementó a 12 en 2012 y 14 peloteros fueron penalizados luego de la investigación del año pasado de la clínica antienvejecimiento Biogenesis of America. “Nuestra esperanza es que los ajustes que hemos hecho inevitablemente hagan que ese número se reduzca a cero”, dijo Tony Clark, nuevo director del sindicato.