ejeEl comandante general del Ejército de la República Dominicana, mayor general Rubén Darío Paulino Sem, dijo ayer que aunque ha aumentado el flujo de inmigrantes haitianos que intentan cruzar la frontera, no lo han permitido, ya que además de las brigadas fijas apostadas en la zona, cada 15 días envían un personal nuevo de 90 soldados para evitar que se familiaricen y se corrompan.


“Trabajamos con una fuerza de tarea institucional; cada 15 días mandamos un personal nuevo a la frontera que no conozca el lugar, para evitar que tengan cualquier roce o familiaridad cercana con los habitantes fronterizos y así evitar que puedan realizar un tipo de acción para burlar nuestra seguridad”, expresó el general Paulino Sem.


Detalló que en la frontera tienen 4,600 hombres, divididos en tres brigadas, cada una compuesta por 1,500, y los 90 soldados que envían cada 15 días. Asimismo, aclaró que no deportan, pero los que intentan cruzar la frontera los devuelven. “Nosotros los llevamos a las Aduanas y cruces autorizados y los entregamos a las autoridades haitianas correspondientes”, dijo Paulino Sem. Recordó que hasta la semana pasada habían devuelto a 8,500 haitianos y de otras nacionalidades que intentaron cruzar la línea fronteriza en lo que va de año, pero los que llegaron a esta ascendieron a 10 mil.