8f6dd43f02bc91fce5da6be815cc9829_620x412El dominicano Franklin Castaños, de 43 años de edad, fue acusado de haber asesinado a su novia, Solanly Paulino, de 23, el 20 de febrero en la calle Keys Drive, del suburbio de Peabody.


Después de haber cometido el crimen, Castaños se entregó a la Policía, que lo acusó, además, de posesión ilegal de un arma de fuego. Paulino, quien aspiraba a ser modelo profesional, trabajaba como niñera para costear sus estudios en la Universidad Estatal de Salem.


Dos días antes del hallazgo del cadáver de Paulino, ella había pedido a la administración del edificio donde vivía que la ayudaran a sacar a Castaños del inmueble, ya que temía que éste la matara. La familia de la mujer dijo que la habían aconsejado para que terminara la relación. Si es declarado culpable, Castaños podría ser condenado a cadena perpetua.