El diseñador industrial italiano Michele Puzzolante ha creado un hotel flotante de lujo impulsado por celdas solares, que inicialmente funcionará en las playas de las islas Maldivas, en el océano Indico.


Este resort flotante solar es una fusión entre un barco y una plataforma bajo el agua. Con capacidad para seis pasajeros, la nave viajará por todo el mundo a lo largo de varias costas paradisíacas.


El complejo solar flotante puede ser navegado a lo largo de líneas de costa mientras que sus seis pasajeros pueden observar bajo el agua su fauna marina.


Tiene 110 metros cuadrados de espacio interior, incluyendo dos dormitorios dobles y dos dormitorios unipersonales con sus respectivos baños privados, una cocina, un comedor, sala de estar y puente.