moscSANTO DOMINGO, República Dominicana.- El cuerpo de Residentes de Cirugía del Hospital doctor Francisco Moscoso Puello, alerta a las autoridades de Residencia Médicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y a la Dirección de Residencias Médicas y Post-Grado, del Ministerio de Salud Pública (MSP), sobre las anomalías que supuestamente están cometiéndose en este centro de salud por parte del coordinador, el médico Tomás Caraballo y el Consejo de Profesores de cirugía de este Hospital.


La solicitud que hace este cuerpo de Residentes de Cirugía es que se regularice las situaciones que viven en su proceso de aprendizaje, mediante la destitución del cuerpo del coordinador  Tomás Caraballo y el cuerpo de profesores quienes, según los residentes, no cumplen con los reglamentos que norman el estudio de Residencia Médicas de la Facultad de Ciencias de la Salud.


Los residentes que demuestran resistencia a las “solicitudes extra” que le hacen algunos miembros de los Coordinadores de la Residencia de Cirugía, se atinen a las consecuencias que pueden ser  variables además se les publica bajas notas cuatrimestrales que no corresponden con el trabajo y el desempeño realizado por ellos, así como burlas por parte del coordinador Tomás Caraballo en presencia de los pacientes de esta facilidad médica.


A través de un comunicado los residentes señalan que son sometidos a abusos morales con palabras ofensivas y burlas que ejercen los Médicos Ayudantes miembros del cuerpo de profesores. Cuando este portal se puso en contacto con los residentes, ellos no quisieron revelar sus nombres por temor a represalia, pero señalaron que la situación por la que atraviesa la residencia de cirugía general del Hospital Dr. Francisco Moscoso Puello, en donde, entre otras cosas:



  • Se obliga a los residentes de forma arbitraria y en contra de su voluntad a salir del hospital a ayudar en cirugías y realizar curas a pacientes privados de Médicos Ayudantes del departamento.

  • Se publican notas cuatrimestrales que no se corresponden con el trabajo y el desempeño de los residentes, tomando como  parámetro los resultados de un examen.

  • Las bajas calificaciones obtenidas por los residentes, son objetos de burlas por parte del coordinador, en presencia de los pacientes.

  • No se programan las clases contempladas en el programa académico, por lo que cuando se acerca la fecha del examen tratan de impartir todos los temas de manera apresurada e improvisada solo para cumplir requisitos.

  • Los integrantes del consejo de profesores, no imparten docencia, pero si dan exámenes sorpresas y sin previo aviso de temas no dados.

  • Se maltrata verbalmente a los residentes, con palabras ofensivas, siendo los mismos, objeto de burla por parte de los MAs

  • Se somete a una presión psicológica constante  y agraviante a los residentes.

  • Las entregas de guardias se han vuelto informales y a veces no se realizan por falta de algún MA.

  • Los residentes están operando sin MA que los instruya y/o supervise.