de Las autoridades de Corea del Norte han decidido deportar del país al cura australiano John Short por distribuir ejemplares de la Biblia, según informa la Agencia Telegráfica Central de Corea.


Short entró en el país el mes pasado como turista y el 16 de febrero colocó a escondidas varios ejemplares de la Biblia en coreano cerca de un templo budista en Pionyang. El acto ha causado indignación en el país comunista, especialmente porque se produjo el día de cumpleaños del fallecido Kim Jong-il, padre del actual mandatario.