7c081f39184e4227c627e8ea461fc2e4_620x412El Procurador general de la República reveló ayer que a las cárceles del país entran alrededor de mil personas por año. “Tenemos una sobrepoblación, son 26 mil internos. Necesitamos mínimo 7 mil camas adicionales y un promedio de mil cada año, adicional. Al sistema le están entrando más de mil personas adicionales”, aseguró Francisco Domínguez Brito.


Se alfabetizan


A pesar de vivir encerrados y en medio del hacinamiento total, 143 reclusos de la cárcel de La Victoria se graduaron ayer tras superar el proceso de alfabetización del Plan “Quisqueya aprende contigo”.


Con esta tercera investidura se elevan a 289 los internos que han sido beneficiados con el programa. Ayer, cuatro de los reos escribieron sus nombres en una hoja para este diario. Con suma dificultad trazaron las líneas para conformar las palabras hasta lograrlo.


La educación de los reos está cambiando, pero es pésimo y devastador el escenario en donde tienen que convivir.


Los niveles de hacinamiento han alcanzado parámetros extremos y una cárcel donde no puede haber tres mil reos, dice el procurador, está hoy habitada por 8 mil hombres. Domínguez Brito dijo que están trabajando con Obras Públicas para la obtención de recursos que permitan construir nuevas infraestructuras para los reclusos de este penal y ya han ubicado dos solares.


No quieren analfabetos en cárceles


Francisco Domínguez Brito, procurador general de la República, dijo que para noviembre esperan eliminar el analfabetismo en los penales. “Faltan 3 mil 700 más por alfabetizar, es muy duro, solo aquí en la Victoria nos faltan mil, tenemos incluso pensado preparar algunas carpas especializadas”, indicó. Incentivó a los internos a seguir trabajado por su progreso.