basuEl Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó ayer que los ayuntamientos tendrán que pagar cinco dólares por tonelada de basura en destino final para la creación de una base financiera que haga sostenible cada relleno sanitario. Asimismo, notificará a los cabildos a fin de que inicien un plan de adecuación de destino final, para lo que tendrán un plazo de seis meses.


Así lo informó el coordinador de la Política de Residuos Sólidos del Ministerio de Medio Ambiente, Domingo Contreras, quien explicó que los rellenos sanitarios tendrán que contar con una laguna para el manejo de los lixiviados impermeabilizados; tuberías destinadas a la recolección de gases y que los desechos sean debidamente tapados con caliches una vez sean vertidos.


El funcionario dijo además que el Ministerio de Medio Ambiente busca reducir los lugares de destino final, ya que en el país existen unos 356 vertederos que generan 11 mil toneladas de basura. Sostuvo que los municipios tienen que someter el plan de acondicionamiento de sus destinos finales de desechos sólidos y colocar en sus presupuestos el pago correspondiente, así como también cobrar a los usuarios por aseo de sus demarcaciones. Precisó que corresponderá al Ministerio de Medio Ambiente decidir los lugares donde se establecerán los rellenos sanitarios, para lo cual se están evaluando unos 21 y llegar a cerca de 80.


Contreras habló en el taller “Responsabilidad de los municipios en el marco de la puesta en ejecución de la política para la gestión integral de los residuos sólidos municipales”, donde participaron el secretario general de Liga Municipal Dominicana, Johnny Jones; Juan de los Santos y Víctor D’Aza, presidente y director ejecutivo de la Federación Dominicana de Municipios, respectivamente; Julián Roa, presidente de la Asociación Dominicana de Regidores; Pedro Richardson, presidente de la Asociación Dominicana de Distritos Municipales y Amantina Gómez, alcaldesa de Navarrete.


Indicó que han hecho una alianza con Medio Ambiente, los ayuntamientos y la Liga para el proceso de licitación de los destinos finales en los municipios que quieran que una empresa privada haga la operación, pero en caso de hacerlo por su cuenta, se creará una bolsa para hacer posible la compra del equipamiento requerido a fin de que puedan hacer la inversión.