canciEl sacerdote Mario Serrano y la diputada Guadalupe Valdez afirmaron ayer que la respuesta emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores respecto al “Informe Anual sobre los Derechos Humanos en el Mundo” del gobierno de Estados Unidos demuestra la incapacidad de quienes dirigen esa institución para coordinar la política internacional del país.


Serrano, director del Servicio Jesuita de Refugiados y Migrantes, aseguró que la Cancillería vive “haciendo el ridículo constantemente” y no permite que ante la comunidad internacional el país aparezca como una nación que tenga respuestas adecuadas para planteamientos de peso.


Advirtió que da mala seña la actitud de la Cancillería de denostar un informe porque destaca los abusos cometidos a ciudadanos dominicanos de ascendencia haitiana despojados de su nacionalidad. La Cancillería expresó en Twitter que: “En lo que toca a la República Dominicana, el Informe es una colección de recortes viejos de periódicos y consideraciones simples. Salvo el ejemplo didáctico de ‘copy and paste’, el mayor valor del Informe reside en el papel en que se imprime”.