embarUna de cada cinco mujeres que muere en la República Dominicana por causas relacionadas con el embarazo o el parto es adolescente, según datos difundidos ayer por el ministerio de la Mujer.


En una comunicación difundida ayer, el ministerio recordó que avanza en políticas para disminuir embarazos en adolescentes y erradicar toda forma de violencia contra la mujer “con bajo presupuesto y escaso apoyo privado”.


“El citado ministerio contribuye a la disminución de estos males, en una labor que amerita de la colaboración de la familia y por lo cual mantiene importantes programas de orientación”, indicó.


El ministerio recordó que la tercera parte de la población dominicana es gente joven, y de ella, la mitad son mujeres que deberían estar enfocadas en su educación, y en las prácticas que contribuyen a su crecimiento personal y al desarrollo de la nación. “Pero la realidad es que el embarazo y la maternidad están tronchando las posibilidades de superación de gran parte de las jóvenes”, indicó. Una de cada cinco adolescentes es madre o ha estado embarazada alguna vez, siendo mayor el problema entre las adolescentes de escasos recursos económicos, provenientes de hogares con bajos niveles educación.


A su vez, recordó que el embarazo a muy temprana edad, hasta por debajo de los 15 años, “está asociada a la violencia contra las mujeres, y podría tipificarse de estupro en muchos casos, pues el 13 por ciento de las adolescentes informa haber sido agredida físicamente y un 8 por ciento alguna vez ha experimentado violencia sexual”, de acuerdo con datos manejados por el Ministerio de la Mujer.


En este sentido, el ministerio subrayó que la gente joven “tiene derecho a informarse sobre salud sexual y salud reproductiva, para tener conocimientos y habilidades que les permitan prevenirse y no sufrir las consecuencias de un embarazo a temprana edad. El Estado y la sociedad tienen que jugar su papel”.


El ministerio dominicano de la Mujer, creado en 1999 con la misión de definir políticas públicas a favor de la igualdad y equidad de género, desarrolla también diversos programas para educar en la prevención y atención al problema de la violencia contra las féminas, logrando un impacto importante en la reducción del número de casos.