13916209695754La cantante Selena Gómez (21) pasó dos semanas en rehabilitación el mes pasado. La antigua estrella Disney -quien mantiene una ‘relación Guadiana’ con otro ídolo adolescente en problemas, Justin Bieber- ha culpado de sus problemas al canadiense, a quien según su entorno considera una “mala influencia” en su vida.


Poco antes, el representante de Selena había confirmado su ingreso: “Selena pasó voluntariamente tiempo [en concreto, dos semanas] en Meadows pero no por abuso de sustancias”. TMZ asegura sin embargo que la cantante ingresó por una combinación de problemas, entre los que estaría el consumo de alcohol, marihuana (algo que también ha causado problemas a Bieber) y un fármaco para tratar el insomio, zolpidem.


“Sus amigos y familiares estaban cada vez más preocupados de que pudiese haber un problema grave con Selena. Sobre todo, sus padres. Sus noches de fiesta eran a veces salvajes. Querían ayudarla y la animaron a ir a rehabilitación. Otros en su círculo le instaron también a pedir ayuda profesional”, aseguró una fuente a RadarOnline.


“Es importante recordar que Selena ha trabajado en Hollywood sin parar durante seis años. Estaba agotada. Selena era lo suficientemente lista para comprender que necesitaba coger las riendas de su vida. Llegó a un punto en que necesitaba salir de Los Ángeles, desaparecer de la escena y las presiones de Hollywood, también alejarse de aquellos que se han convertido en una mala influencia para ella”, prosiguió esta fuente.


Y es que, según otra fuente, la cantante cree que Bieber -“ese chico loco” es responsable de sus problemas por los “excesos” a los que estaba “expuesta” por estar con el cantante y sus amigos.


“Selena ha comprendido lo mala influencia que Justin ha sido en su vida. Su relación le dejó con el corazón roto. No sé si Justin la empujó a consumir drogas, pero entre su círculo de amigos fumar [marihuana] era común. Justin y Selena fumaban marihuana juntos regularmente”, aseguró otra fuente citada por Radaronline.