descargaCHICAGO — Demasiada azúcar puede ser mortal, al menos cuando se trata de problemas cardiacos fatales, reveló un gran estudio en Estados Unidos.


Y no se necesita demasiada azúcar extra para elevar sustancialmente el riesgo, y la mayoría de los estadounidenses consumen demasiado. El riesgo es por el azúcar que se agrega a las bebidas gaseosas y alimentos procesados, no a la que se encuentra en forma natural en las frutas y algunos otros alimentos.


Desayunar un pan de canela, tomar un refresco azucarado extragrande y una bola de helado después de cenar, nos pone en la categoría de riesgo. Esto significa que las probabilidades de morir prematuramente de problemas cardiacos son casi tres veces mayores que para las personas que sólo comen alimentos con poca azúcar agregada. El estudio se publicó el lunes en la revista de medicina JAMA.