polloEn declaraciones ofrecidas por el ministro de Agricultura de República Dominicana, Luis Ramón Rodríguez, se informa que se hizo una oferta formal al gobierno de Venezuela para exportar dos millones de pollos y 100 mil libras de papas a ese país sudamericano.


La oferta se hace en momento en que esa nación es escenario de protestas, siendo una de las razones esgrimidas para tales manifestaciones el desabastecimiento de alimentos. El funcionario dominicano informó que la propuesta se realizó la semana pasada, y se enmarca dentro de la política del presidente Danilo Medina de abrir nuevos mercados a los productos exportables dominicanos.


Rodríguez aseguró que se busca establecer las negociaciones de pollo y papa con Venezuela, gracias a que el país registra un aumento significativo en la producción de estos rubros agropecuarios. Explicó que las exportaciones ofrecidas a Venezuela representan ingresos de 10 millones de dólares en divisas para los productores nacionales, lo que equilibraría la oferta local y la rentabilidad de esos productos.


“Estamos a la espera de respuesta, ya que realizamos la propuesta la semana pasada y buscamos abrir mercados a nuestros productos exportables”, manifestó el ministro de Agricultura en el marco de la XXII reunión del Consejo Agropecuario Centroamericano que se celebra en el país, y donde República Dominicana asumió la Presidencia Pro Témpore de ese organismo de integración regional.


Sostuvo que, dada la situación que se presenta en Venezuela, ellos están necesitando bienes alimentarios como pollo, papa y huevo, y gracias a que República Dominicana tiene estos productos, existen las oportunidades de realizar las negociaciones. En ese sentido, recordó que desde hace un tiempo se están exportando pastas alimenticias y alimentos para ganado al país venezolano.


El funcionario destacó que en el caso de los huevos existe la limitante de que los venezolanos consumen huevos cascara marrón y en República Dominicana se producen blancos, por lo que se llevaría un proceso de transformación en la producción del alimento para el momento en que se decida exportar este producto.


Rodríguez dijo que existen oportunidades de que el país pague parte de la deuda del Acuerdo de Petrocaribe con la incorporación de los referidos productos a las exportaciones hacia la nación sudamericana. “En el pasado habíamos tenido inconvenientes al negociar bienes agroalimentarios con el Gobierno venezolano, ya que ellos compran a precios internacionales y habría que hacer un subsidio a las exportaciones, lo que no está permitido por la Organización Mundial de Comercio (OMC)”, aseveró.


Dijo que productos como la habichuela negra, que en el país se negocian a 1,800 pesos el quintal, tendríamos que negociarlas a 1,400 con el comercio venezolano, lo que se traduciría en poca competitividad para los productores locales.