pobSANTO DOMINGO (R. Dominicana).- La República Dominicana cumplió, antes de lo previsto, su compromiso de reducir el número de personas que padecen hambre y se encamina a alcanzar la meta de la tasa de matriculación en la educación, pero está rezagada en la reducción de la pobreza, según un informe sobre desarrollo presentado hoy.


El estudio, presentado por el Ministerio de Economía local y el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), da seguimiento al avance del país en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), a falta de un año de la fecha prevista para el alcance de estas metas, establecidas en el año 2000.


De acuerdo con el informe, el país caribeño ha alcanzado la meta sobre reducción de la subnutrición y el acceso a agua potable. Asimismo, el país se encamina a alcanzar la meta de tasa de matriculación en la educación y la de paridad de género en la educación primaria.


La República Dominicana, además, ha detenido la propagación del VIH/Sida y está en camino se lograr el acceso universal al tratamiento. Al mismo tiempo, la nación tiene buena nota en materia de medio ambiente, ya que, según el informe, ha aumentado la superficie boscosa y ha reducido el consumo de gases que dañan la capa de ozono.


El estudio señala, no obstante, que el país precisa consolidar dichos logros, redoblando los esfuerzos para avanzar hacia la meta de erradicar el hambre y la pobreza extrema, que afecta en el país a cerca de un millón de personas. La pobreza extrema “ha disminuido a un ritmo menor al requerido para alcanzar la meta ODM”, subrayó el análisis.


La República Dominicana también está rezagada en la generación de empleo decente, en el logro de la enseñanza primaria universal, reducción de la mortalidad materna e infantil, incorporación de los principios de desarrollo sostenible y reducción de la pérdida de la biodiversidad. Sin embargo, el informe reconoció las iniciativas puestas en marcha por el Gobierno para mejorar la situación.


Los ODM, a alcanzar el próximo año, son erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la escolarización primaria universal, fomentar la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la sanidad materna, combatir el virus del VIH y el sida, asegurar la sostenibilidad ambiental y desarrollar una asociación global para el desarrollo. EFE