muraLa puesta en libertad de un hombre al que la Dirección Nacional de Control de Drogas vincula al narcotráfico ha vuelto a poner en tela de juicio las actuaciones de autoridades judiciales y policiales en esos casos.


Así quedó evidenciado ayer con la reacción del procurador general de la República, el director nacional de Control de Drogas y el propio jefe de la Policía Nacional, luego de que el juez del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, otorgara libertad “pura y simple” a Eduardo Massanet Martínez, a quien se le ocuparon US$449,440 en una yipeta de lujo.


Sin embargo, Vargas dijo que liberó a Massanet Martínez, a quien la Fiscalía acusó de lavado de activos provenientes del tráfico ilícito de drogas y sustancias controladas y otras infracciones graves, porque entendió que el Ministerio Público no le presentó las pruebas que configuran los elementos del delito atribuido al imputado, quien es comerciante y con su familia posee tres tiendas de ropa y calzados en la avenida San Martín de la Capital.


Vargas planteó en su Resolución No. 668-2014-0455, “que en el caso ocurrente no procede la restricción de los derechos fundamentales del encartado, porque a juicio de este juzgador, no se han presentado los elementos del tipo de lavado de activos que se arguye, ya que la posesión de ese dinero no constituye una infracción penal en República Dominicana”.