bebiSANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dos hermanos resultaron heridos la madrugada este domingo al ser agredidos por varios individuos que compartían en un negocio de ventas de bebidas alcohólicas en el Ensanche Isabelita III.


Los familiares de los afectados denunciaron que luego de lo ocurrido los hombres penetraron a la casa de las víctimas para supuestamente quitarles la vida. Una mirada fue suficiente para que varios hombres agredieran a Antonio y Tito Morfa de 24 y 26 años, quienes fueron impactados de 7 y dos disparos, respectivamente, además de varias puñaladas.


“Un tipo me dijo que por qué lo miraba y me entró a puñaladas y nos embojotamos”, dijo a Noticias SIN Antonio Morfa, uno de los heridos. “Chichí es el dueño del negocio, él fue que me dio los tiros y recogió los casquillos de los tiros”, denunció el otro afectado, Tito Morfa.


El tema no quedó ahí. Los familiares aseguran que luego de la agresión, los atacantes fueron a la casa de las víctimas para supuestamente terminarlos de matar. “A las 5:30 de la mañana el matador, Franklin, y El Gago vinieron a matarlos, uno de ellos entró a la casa y lo buscó en la casa entera”, sostuvo Regino Morfa, el padre de los jóvenes. No hay respeto a los mayores y no podemos estar tranquilos, esto es una zozobra, se quejó Cira Lugo, una vecina.


Los familiares y amigos de los heridos aseguraron que no es la primera vez que los agresores tienen este tipo de enfrentamientos, supuestamente en presencia de la policía. Junior Elías, un testigo presencial, dijo que “había pila de policías y no hicieron na, lo que estaban era buscando a los que estaban desarmados”. El padre de las víctimas, Regino Morfa, alega que supuestamente la Policía le acepta dinero al dueño del establecimiento.


Las víctimas agregaron que a pesar de tener varios años en el sector y estar a pocos metros de su residencia, nunca visitaron el negocio. En esta ocasión, sostiene, entraron porque necesitaban un vaso con hielo y allí fueron a comprarlo. Los residentes del ensanche Isabelita III pidieron al jefe de la Policía asumir las investigaciones del caso para evitar que el caso quede impune.