abogado BARAHONA.- El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) confirmó que la pistola dejada abandonada semanas atrás en un barrio de Villa Central, por varios individuos perseguidos por una patrulla de la Policía fue la usada en la muerte de un coronel policial y un obrero el pasado año, en esta ciudad.


La información fue confirmada por el procurador fiscal adjunto, Yvan Ariel Gómez Rubio, quien dijo que el arma pertenecía a un raso de la Policía muerto en el interior del hospital Jaime Sánchez del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS). La pistola fue abandonada en el bario La Montañita de ese distrito municipal, por desconocidos cuando una patrulla de la institución los persiguió.


“Esa pistola fue la que se utilizó para darle muerte al coronel Luis Gerardo Féliz Castillo y el obrero Gabriel Minyetty, y era del agente ultimado en el hospital Jaime Sánchez”, precisó. En octubre pasado desconocidos ultimaron de un balazo en el interior del hospital Jaime Sánchez, al raso de la Policía Miguel Antonio Acosta Piñeyro, de 22 años.


Dijo que continúan con el proceso de investigación del hecho, ya que el Ministerio Público tiene un plazo de ocho meses, pero por tratarse de un caso complejo implica el aumento de los plazos. “Las investigaciones siguen avanzando. Hay elementos que favorecen la teoría del Ministerio Público sobre el caso”, subrayó.