p18g9qkdnt70t1lld1lrg13pj1t44-300x234Una pareja de Tennessee se enfrenta a cargos de asesinato por obligar presuntamente a su hija de 5 años a beber cantidades excesivas de agua y refresco de uva, lo que habría causado la muerte de la pequeña, informa la cadena CNN.


Alexa Linboom fue forzada a ingerir los líquidos después de beber uno o dos refrescos de uva que pertenecían a su madrastra. “Fue obligada a beber tanto líquido que esto causó que el nivel de sodio en su cuerpo descendiera, causando una inflamación en su cerebro”, declaró el fiscal Berkley Bell.


Además de beber más de dos litros de líquido en unas dos horas, la niña también habría sufrido otros castigos sin especificar. Alexa cayó en un estado de inconsciencia, por lo que los padres la llevaron al hospital. Dos días después, los médicos determinaron que había entrado en fase de muerte cerebral y le fue retirada la respiración asistida.


Los hechos se remontan al día de Año Nuevo de 2012. Una investigación de dos años ha determinado que la causa de su muerte fue un homicidio, como resultado de una intoxicación por fluidos. Los padres afrontan ahora cargos de asesinato en primer grado, negligencia grave y abuso infantil. El juicio comenzará en octubre.