cedConferencia del Episcopado Dominicano (CED) propuso ayer crear un proyecto de nación consensuado entre todos los partidos políticos y las fuerzas vivas de la nación, que priorice los elementos que contribuyan al progreso y la paz social. Resaltó la importancia de los movimientos sociales y exhortó a los políticos a actuar con transparencia, coherencia, valores y sin apego al poder.


En su mensaje en ocasión de la celebración de la Independencia Nacional, el 27 de febrero, titulado “El valor de la vida política”, firmado por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, presidente de la CED, y los demás obispos del país, se exhorta a “los fieles laicos y a los hombres y mujeres de buena voluntad a formarse y a participar activamente en la vida política.


En su carta de 60 puntos agrega que el político no debe tener apego al poder, para no convertirlo en idolatría en la que prevalezca la vanidad. El proyecto. “Hace falta un proyecto de nación consensuado por todos los partidos políticos y las fuerzas vivas de la nación, donde se prioricen aquellos elementos que contribuyan mejor al progreso y a la paz social”, indica la carta pastoral.


Agrega que “para esto ha de ser tomado en cuenta el diálogo nacional, ya iniciado. Es urgente la aprobación de la Ley de Partidos Políticos, que deje de lado el clientelismo y tenga como orientación el bien común”. Aboga porque se priorice la educación cívica y política en las escuelas y en la población y se independice y se separen de verdad los poderes del Estado.


A reclamar derechos. “Exhortamos a los fieles laicos y a los hombres y mujeres de buena voluntad a formarse y a participar activamente en la vida política, en la vida cívica y comunitaria, de manera honesta y transparente. Hacerse presente en toda la dinámica social hasta que a cada ciudadano.