Danilo MedinaEl presidente Danilo Medina aseguró ayer que no le interesa ni ser líder ni reelegirse, sino trabajar durante este periodo de gobierno para elevar considerablemente las condiciones de vida del pueblo dominicano y dejar una impronta.


El mandatario reafirmó en un discurso improvisado de casi trece minutos, su compromiso y, sobre todo, su voluntad de gobernar para la gente, para dignificar a los dominicanos y para combatir, mediante proyectos inclusivos, de apoyo a la agropecuaria y educativos, la pobreza en la que se encuentran miles de hogares.


El jefe de Estado fue enfático al señalar que con las iniciativas que ejecuta su Gobierno solamente busca que al terminar su administración en el 2016, las personas tengan ingresos suficientes, que tengan posibilidad de consumir, comprar y de vivir una vida digna, con seguridad garantizada.


“Lo único que busco como recompensa es que cuando yo me convierta en un ciudadano ordinario, cuando cruce por las calles la gente me diga: gracias, Danilo porque en su gobierno yo elevé mis condiciones de vida. No tengo ningún otro interés, ni de ser líder ni de reelegirme ni nada por el estilo”, aclaró enérgicamente el presidente Medina al tomar la palabra en el acto en el que quedaron iniciados los trabajos de construcción de la presa Monte Grande, en el sur del país, actividad que aprovechó para explicar los propósitos de su obra de gobierno en esa región y en todo el territorio.


Esos propósitos los resumió en uno solo: ayudar a la gente a superar las calamidades que le afectan. “Yo quiero un pueblo que tenga ingresos suficientes, que tenga seguridad de vida, que tenga la felicidad de decir que en este país, de nuestros amores, se les garantizan las condiciones básicas para tener una vida digna”, afirmó. Para contribuir con eso –dijo- será el programa educativo de tanda extendida, con el cual considera se elevarán los ingresos de las familias, porque representará un ahorro para los padres el hecho de que el Estado proporcionará desayuno, comida y merienda a los estudiantes.


“No habrá un niño que tenga que abandonar las aulas porque en su casa no tenga que comer. La gente no alcanza a darse cuenta de lo que va a pasar en la República Dominicana a partir de agosto de este año, cuando cientos de miles de niños que proceden de hogares pobres, sus padres no tengan que pensar cómo lo van a alimentar. Solamente tendrán que preocuparse de qué van a cenar sus niños porque el resto correrá bajo la responsabilidad del Estado”, dijo. Medina dijo que otro proyecto clave al que no ha renunciado es el de Bahía de las Águilas, en el que se espera superar algunas trabas legales para desarrollarlo. “Es un proyecto que al desarrollarlo se verá que el Sur sí tiene quien le escriba”, precisó.


68 mil familias pobres beneficiadas con BS


El Presidente subrayó, además, que en su gestión se ha favorecido a las clases más desposeídas con programas de bienestar social que se han implementado, tales como los financiamientos a productores en sus visitas sorpresa y el fomento de los pequeños empresarios con la Banca Solidaria, de cuyo programa -reveló- se han beneficiado 68 mil familias pobres, pero familias  que calificó como “buenas paga”, pues de esos préstamos ha retornado el 99%..