imageElla habla con las fotografías de su hijo como si él pudiera escuchar su voz a miles de kilómetros de distancia. “Oh, mi hijo”, dice Julia Alvarenga, de 59 años, desde su casa en la ciudad costera de Garita Palmera, en El Salvador. Y entonces agrega: “voy a verlo de nuevo”.


Su hijo, José Salvador Alvarenga, de 36 años, apareció en las Islas Marshall el 30 de enero como un náufrago. Él dijo a las autoridades que estuvo perdido durante 13 meses en el mar en un barco de pesca y pudo sobrevivir gracias al consumo de pescado crudo y tortugas.


Ezequiel Córdoba, de 23 años, era ayudante de Alvarenga. Ambos quedaron atrapados en una tormenta durante un viaje de pesca de tiburón en diciembre de 2012, el joven murió cuatro semanas después porque no comió la comida cruda.