imageHerbología, homeopatía, terapias dietéticas, acupuntura, medicina conductual y terapias de relajación son algunas de las pautas a las que recurren los pacientes que sufren migrañas. Nuevas investigaciones dan un paso más allá en el tratamiento actual contra la cefalea.


Aquellos pacientes que sufren de migrañas a menudo recurren a la herbología, homeopatía, terapias dietéticas, acupuntura, medicina conductual y terapias de relajación para paliar los continuos dolores. Estos pasos serían todo un error, tal y como asegura el comunicado emitido por la Sociedad Española de Neurología (SEN) tras una revisión de los tratamientos actuales, “El efecto placebo del tratamiento preventivo de la migraña y otras cefaleas es muy elevado, igual o superior al 30% durante un mínimo de tres meses, según muestran los ensayos clínicos”, comentaron.


Para el grupo de expertos fue vital analizar los estudios sobre la eficacia de diversos tratamientos no farmacológicos, para poder determinar qué terapias demostraron ser superiores al placebo y suponen un beneficio real para los pacientes. Asimismo, resaltan que la bibliografía sobre homeopatía es muy amplia. “Los pretendidos efectos beneficiosos en algunos pacientes y los resultados positivos obtenidos en algunos ensayos se pueden explican por varias razones: metodología empleada, efecto placebo, efecto terapéutico de las propias consultas, otras medidas asociadas como la dieta, el ejercicio o las técnicas de relajación, tratamientos convencionales simultáneos y la capacidad de recuperación del organismo”, comentó uno de los expertos.


Los expertos aseguran que también les preocupa “el proceso de evaluación regulación de los productos homeopáticos recientemente abierto por la Administración y su equiparación conceptual con los medicamentos al uso”. Los datos recogidos indican que el 85-90% de la población ha tenido algún episodio de cefalea en el último año. En el caso de la migraña, su prevalencia en España alcanza el 12-13% de la población general y el 17-18% de las mujeres.


Desde el punto de vista sanitario, las terapias herbales solo disponen de dos principios activos de posible efecto preventivo en la migraña episódica: la petasina y el partenólido. “En España, no se dispone de preparados herbales fiables para el tratamiento de la migraña”, apuntó el experto.


En cuanto a las terapias dietéticas “es un hecho sobradamente conocido que, en algunos pacientes, determinados alimentos y condimentos pueden desencadenar sus crisis de migraña; sin embargo, pensamos que la relación entre migraña y alimentación está sobreestimada, pues los estudios epidemiológicos nos hablan de que esto sucede de forma habitual y consistente en torno al 10% de los pacientes”.


“La medicina conductual, las terapias de relajación, el biofeedback y la terapia cognitivo-conductual para el estrés son recursos que se han mostrado útiles tanto en la migraña como en la cefalea de tipo tensión; en consecuencia, deberíamos considerarlos en nuestros pacientes, especialmente si el estrés es un desencadenante o agravante de sus crisis”.