UASDEl Ministerio de Educación Superior reveló que la UASD no llena los requisitos para becar a futuros profesores de secundaria. Ligia Amada Melo dijo que entre otros puntos, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, a través de la Facultad de Ciencias de la Educación, se rehúsa a acoger las recomendaciones de modificación del currículo para que los profesores de las distintas asignaturas de la secundaria sean formados por las respectivas escuelas de esas asignaturas y que la facultad se encargue de la formación pedagógica.


Reveló que dicho desacuerdo salió a relucir en las discusiones en torno al Pacto Educativo, donde la UASD y la Universidad Nacional Evangélica se niegan a que los profesores de secundaria se formen en las escuelas de las distintas asignaturas. En el país hay 25 universidades que forman maestros, entre ellas, dos estatales, que son la UASD y el Instituto de Formación Docente Salomé Ureña (Infodosmu), y de todas solo nueve llenan los requisitos para optar por becas, pero la universidad pública no está entre esas.


Precisó que para optar por las becas, las universidades deben acogerse a la normativa de que para el nivel primario los maestros sean licenciados en Educación, bajo la gerencia de la Facultad de Educación, y para el nivel secundario los educadores deben ser egresados de las escuelas en las que impartirán clases, pero con formación pedagógica, es decir, el maestro de química debe ser ingeniero o licenciado en Química, y la capacitación para enseñar estaría a cargo de la Escuela de Pedagogía.


Ligia Amada dijo que hasta el momento la UASD no ha dado señal de aceptar esta última normativa, y que la decana de la Facultad de Ciencias de la Educación se rehúsa. Al respecto, advirtió a las autoridades de la UASD, en especial a la decana de la Facultad de Ciencias de la Educación, Carmen Evarista Matías, que esa academia puede quedar aislada, ya que si las demás universidades reciben una mayor cantidad de recursos en becas, los estudiantes optarán por no inscribirse en la universidad estatal.