be6f7103d4567f5f9fd830f5a0ae3394_620x412Ser víctima de un crimen le impide hacer sus actividades cotidianas a un 50.2% de los jóvenes dominicanos, según una encuesta realizada por la USAID.


Mientras que el 73.9% considera que la delincuencia juvenil se ha incrementado, y menos de la mitad (42.1%) cree que igual situación ocurre con la delincuencia en adultos.


Los datos fueron ofrecidos por el Gobierno de los Estados Unidos a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) que presentó los resultados de la encuesta comunitaria realizada por Research Triangle Internacional (RTI) y Gallup Dominicana bajo el Proyecto Alerta Joven que busca promover oportunidades entre los jóvenes dominicanos que viven en situaciones de riesgo.


Los resultados arrojaron que el 86% de quienes creen que el crimen aumentó, considera que una razón para el incremento de este es que los jóvenes no tienen actividades laborales y oportunidades educativas que los mantengan ocupados. La información se recaba a partir de un estudio realizado en la zona de acción geográfica del proyecto, donde se analizaron 1,215 casos de las comunidades impactadas por el plan. El Distrito Nacional, San Francisco, Bonao y Santo Domingo constituyen las zonas en que se percibe la delincuencia como mayor problema.


Garantizar empleo
En representación del Ministerio Público, el director de la Unidad de Atención de Adolescentes en Conflicto con la Ley, señor Carlos Manuel Guerrero, recalcó la importancia de la reinserción social de jóvenes en conflicto con la ley.


Mientras que en representación del sector privado, Elena Viyella de Paliza, presidenta de EDUCA, manifestó la necesidad de garantizar primeros empleos para jóvenes, con el objetivo de que puedan insertarse dignamente en el sector formal como una manera de reducir la violencia. También, expresó la necesidad de que el Gobierno flexibilice la política de primer empleo, incluyendo estímulos fiscales destinados al sector privado, para que se puedan cubrir los gastos de capacitación y seguro médico al contratar a esta población.


Igualmente, Laura Peña Izquierdo, presidenta de ANJE, destacó que se debe incluir en los procesos de capacitación el desarrollo de destrezas personales y habilidades de vida para garantizar la permanencia de los jóvenes en sus empleos.


El proyecto USAID Alerta Joven busca desarrollar talentos y valores para lograr su inserción social con programas educativos y de capacitación técnica, convirtiendo a los individuos en riesgo en personas productivas.