Migracion-JOSE-RICARDO-TAVERAS-300x224SANTO DOMINGO – La Magistrada Suinda Jazmin Brito Hernández, del Décimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, declaró en desacato a la Dirección Nacional de Migración, por mantener un comportamiento de desobediencia  a las decisiones judiciales y no cumplir un auto  de mandamiento de Hábeas Corpus.


La magistrada dictó sentencia el 31 de enero y en el numeral 5 de la decisión explicó que “este tribunal ha podido comprobar que la Dirección Nacional de Migraciones es reincidente, como en el caso actual, en la práctica de incomparecer y desacatar las órdenes judiciales que ordenan su comparecencia y la presentación de los impetrantes que alegan que se les está violando un derecho fundamental, en franca violación a la Constitución de la República y de la normativa procesal”.


Sigue explicando que para el tipo de caso en que un funcionario público “se muestra reticente al cumplimiento de estas disposiciones, en artículo 385 del Código Procesal Penal dispone lo siguiente: Desacato: si el funcionario a quien se le dirige un mandamiento de hábeas corpus no presenta a la persona en cuyo favor se expide, sin alegar una causa de fuerza mayor, es conducido en virtud de una orden general de captura expedida”, motivo por el cual el tribunal declara en desacato al Departamento de Detenciones de la Dirección Nacional de Migración, y a su vez ordena al mismo tiempo la presentación del impetrante para la próxima audiencia”.


La declaración de desacato de la Dirección Nacional de Migración se produjo porque ese organismo se negó a dar cumplimiento a un Hábeas Corpus emitido por el magistrado José Alejandro Vargas, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, a favor del extranjero Pavle Kolic, de nacionalidad croata, quien fue detenida y retenido en prisión sin que se llenara la formalidad.  De acuerdo con el expediente los agentes de Migración detuvieron a Kolic sin medida cautelar, ni orden de arresto y se le violaron sus derechos fundamentales.


El Ministerio Público expresó no tener nada contra el detenido. “Llamamos a todos los departamentos y ninguna persona tenía conocimientos sobre esta persona, vamos a solicitar que estén presentes los responsables de esta detención, los cuales son las autoridades de Migración”, dijo el fiscal del caso, pero el documento no ofrece su nombre.