joven con sindrome de crecerUn joven que sufre de un raro síndrome que lo hace crecer de manera acelerada, y que le ha costado la visión, clama por ayuda, ya que no puede salir de su casa por su condición.


Wanel Santana Vargas, de 18 años de edad y quien reside junto a su familia en San Luis, en Santo Domingo Este, se ha visto obligado a abandonar la escuela a temprana edad.


Wanel narró, con lágrimas en sus ojos, que desde temprana edad no ha podido acudir a la escuela ni desempeñar las labores normales que realiza una persona de su edad, ya que sufre de un raro síndrome conocido como “Marfan”, enfermedad que le hace crecer de manera acelerada y que ya le costó la visión.


Por la salud del joven velan su tía y su abuela, esta última también con problemas de visión. Enfatizan que cubrir los gastos de la enfermedad de este se les dificulta, pues ambas son desempleadas y las condiciones en que viven no les permiten una mejor vida para su pariente. Aunque este joven tiene sus limitaciones por sufrir el síndrome de “Marfan”, no renuncia a sus sueños de ser locutor.


Además de medir más de dos metros y medio, Wanel Santana Vargas cuenta con una deformación en sus pies, lo que le impide movilizarse de manera normal y usar zapatos. “Yo necesito que me ayuden con un cuarto allá atrás porque ya no quepo bien en la habitación”, expresó el joven Santana Vargas.


“A la Primera Dama y al presidente Danilo Medina, que yo sé que él es muy bueno, y que si están viendo esto que por favor me ayuden, que lo necesito mucho”, dijo con lágrimas en su rostro”, agregó. Para cualquier ayuda se pueden comunicar con su tía Rosanna Santana al número 809-414-9588. Fuente: Elcaribe.com.do