playa de bavaroBAVARO-PUNTACANA, REPÚBLICA DOMINICANA.- Siete establecimientos hoteleros de Bávaro, dos asociaciones de Acuáticas y los sindicatos de la zona pidieron al Presidente Danilo Medina, al Ministerio de Turismo, al Ministerio Ambiente y a la Armada Dominicana (Marina de Guerra) que intervenga la playa de Bávaro y frene el deterioro, la arrabalización y la contaminación que sufre este importante atractivo turístico dominicano.


El documento firmado por los representantes de los hoteles Barceló Bávaro Beach, Melía Caribe Tropical, Hoteles Paradisus, IFA Villas Bávaro Resort & Spa, Barceló Punta Cana, Barceló Dominican Beach y Hoteles Majestic llama la atención de las autoridades y piden la puesta en acción de un proyecto real de recuperación de Playa Bávaro, tomando en cuenta que se trata del principal atractivo del destino Bávaro-Punta Cana, el más importante de República Dominicana.


Asimismo, los representantes de las Asociaciones de Proveedores de Servicios Turísticos de Hoteles, Albania Martínez y de la Asociación de Dominicana de Empresas Maritimas y Servicios Turísticos, Ariel Carreras, entregaron un comunicado en el cual solicitan a las autoridades que asuman con mayor responsabilidad y en forma integrada la supervisión y control de Playa Bávaro.


En adición, la Federación de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) Higüey denunció públicamente la problemática y se solidarizó con la posición de los hoteleros y demás sectores que abogan por la recuperación de Playa Bávaro.


Denuncias anteriores


En febrero de 2013 el actual viceministro de Desarrollo y Fomento del Turismo, Rafael Barón Duluc, entregó al Ministro de Turismo, Francisco Javier García, el documento informe “Levantamiento Situación Turismo en Zona Este”, en el que planteó los problemas que afectan a los destinos de Bayahibe y Bávaro-Berón-Punta Cana.


Sobre el tema de Bávaro-Berón-Punta Cana, el informe advierte que “la situación actual de esta zona es caótica, debido al desorden, la falta de planificación y a la ilegalidad”. El viceministro Barón Duluc resaltó en su comunicación que el mayor problema de Bávaro es el desorden en la playa.


“A todo esto hay que agregarle lo que a nuestro entender es el efecto más perjudicial de esta situación, y es el daño ecológico que estas embarcaciones producen”, precisó entonces. El informe también hace referencia al hecho de que “existen cientos de embarcaciones, principalmente botes, yolas y lanchas, las cuales no tienen ningún tipo de permiso, ni registro, ni de la Marina de Guerra ni de MITUR, la cuales brindan un servicio de excursiones ilegales, deportes acuáticas, algunos de ellos muy peligrosos y que han causado muchos accidentes”.


Agregaba de estos accidentes, “muchas veces ni se enteran las autoridades”. También denunció que propietarios y operadores de embarcaciones no reguladas se dedican a la pesca indiscriminada y a ofrecer servicio de taxis acuáticos.