ok googleParís. AFP. El fisco francés procedió a una rectificación impositiva, en virtud de la cual reclama a Google mil millones de euros, indicó el martes el portal internet del semanario francés Le Point. “Son rumores y no comentamos los rumores”, declaró a la AFP un portavoz del grupo en Francia.


Por su parte, el ministerio de Economía se negó a confirmar o a desmentir la información, en virtud del secreto fiscal. El fisco había allanado los locales de Google en París en junio de 2011, en el marco de una investigación sobre los “precios de transferencia” entre Google Francia y el holding irlandés del grupo.


En aquel entonces, la dirección general impositiva francesa estimó que “la sociedad Google Ireland Limited ejerce de hecho una actividad comercial en Francia, usando recursos humanos y materiales de la sociedad Google Francia, sin realizar las correspondientes declaraciones fiscales”.


Una serie de montajes financieros permitirían a Google pagar un porcentaje muy bajo de impuestos, ya que la casi totalidad de los ingresos declarados en Irlanda se transfiere, tras pasar por Holanda a través de una sociedad intermediaria, al paraíso fiscal de las Bermudas, donde está la filial Google Ireland Holdings.


Según documentos oficiales depositados en el tribunal de comercio que la AFP pudo consultar, la dirección francesa del grupo declaró en 2012 una facturación de 192,9 millones de euros y un beneficio neto de 8,3 millones. Los impuestos a los beneficios para este ejercicio se elevaron a 6,5 millones de euros.


Para distintos analistas del sector, la facturación del gigante de internet en Francia se situaría entre 1.250 millones y 1.400 millones de euros en 2011. Estos fondos provienen principalmente de su actividad de empresa publicitaria en internet.