descargaEl papa Francisco nombró a 19 nuevos cardenales de la Iglesia Católica en una ceremonia en Roma este sábado, la primera de su pontificado. El Papa eligió religiosos de doce países diferentes, entre ellos seis latinoamericanos y caribeños, además de uno de Corea del Sur.


Los cardenales son los clérigos que están justo debajo del Papa en la jerarquía de la Iglesia Católica. Llevan birrete y ropas rojos, color que simboliza el hecho de que están preparados a derramar su propia sangre para defender sus creencias religiosas. En lo que analistas dicen que es una demostración de su compromiso con los pobres, entre los seleccionados están arzobispos de Burkina Faso, Costa de Marfil y Haití.


De Haití nombró a Chibly Langlois, quien ni siquiera era arzobispo, sino obispo. Entre los latinoamericanos Francsco nombró cardenales a Leopoldo José Brenes Solorzano, arzobispo de Managua, Nicaragua; a Orani Joao Tempesta, arzobispo de Río de Janeiro, Brasil; al chileno Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo de Santiago; y a su compatriota Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, Argentina.


También hay cinco italianos y un alemán en la lista. Además del arzobispo de Westminster, el británico Vincent Nichols, cabeza de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales. La ocasión marcó la primera aparición pública desde su renuncia del predecesor de Francisco, el papa emérito Benedicto. En la ceremonia, que tuvo lugar al tiempo que Ucrania, Siria y otros países y regiones viven momentos muy convulsos, el Papa rezó por “la paz y la reconciliación para los pueblos que hay experimentan violencia y guerra”.