wpid-140212230123-leopoldo-lopez-venezuela-protests-horizontal-large-gallery.jpgEl líder opositor venezolano Leopoldo López comparecerá en una corte este miércoles, un día después de que se entregó a las autoridades en medio de manifestaciones contra el gobierno en el país. Los cargos en su contra incluyen asesinato, terrorismo e incendio en relación con las protestas, de acuerdo con su partido, Voluntad Popular. López niega las acusaciones, dijo el partido en un comunicado en el que llama a testigos de las protestas a enviar sus versiones de lo sucedido para utilizarlas en la defensa.


“Lo último que me dijo fue que no olvide lo que está pasando”, dijo su esposa, Lilian Tintori, en una entrevista con CNN en Español. “No hay que olvidar que es arrestado por las cosas que él ha reclamado: la liberación de los presos políticos, la liberación de los estudiantes, no más opresión, no más violencia”. Tintori llamó a los seguidores de su esposo a unirse a ella frente al edificio de la corte durante la audiencia de este miércoles.


Sin señales de tregua


Los manifestantes venezolanos exigen una mayor seguridad, fin de la escasez de productos para el consumo y libertad de expresión garantizada. El presidente Nicolás Maduro y sus partidarios también se han manifestado, culpando a la oposición de causar los mismos problemas por los que protestan.


Los enfrentamientos durante días de manifestaciones ya han provocado la muerte de tres opositores y de un simpatizante del gobierno. Y las tensiones no parecen disminuir. La confrontación dio un giro este martes, cuando López marchó con miles de manifestantes antes de entregarse a las tropas de la Guardia Nacional.


“Y las opciones que tenía era irme del país, ¡y yo no me voy a ir de Venezuela nunca!”, dijo López a la multitud. “La otra opción era quedarme escondido en la clandestinidad, pero esa opción podría dejar la duda en algunos, incluso algunos de los que están aquí, que nosotros tenemos algo que esconder, ¡y no tenemos nada que esconder!”. Horas más tarde, en una reunión con una multitud de partidarios, Maduro dijo que el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela había ayudado a negociar la rendición de López y que éste sería trasladado a una prisión a las afueras de Caracas.


Líderes de la oposición ‘fascistas’: Maduro


Maduro describió a los líderes de la oposición como fascistas de derecha que siembran semillas de miedo y violencia. Afirmó que tienen el respaldo de Estados Unidos, que en varias ocasiones han tratado de asesinarlo y derrocar a su gobierno elegido democráticamente. Y comparó la oposición a una enfermedad que afecta a su país.


“La única manera de luchar contra el fascismo en una sociedad es como cuando se tiene una infección muy grave… tienes que tomar penicilina, o más bien el antibiótico más fuerte, y someterte al tratamiento”, dijo. “El fascismo es una infección en Venezuela y en el mundo. Y el único tratamiento que existe es la justicia”.