CecanotEl director general de Cecanot afirmó que el glaucoma congénito e infantil es la segunda causa de ceguera en los niños y niñas de la República Dominicana. El Centro Cardio-Neuro Oftalmológico y Trasplante (Cecanot) denunció ayer que las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS) no brindan cobertura para el tratamiento del glaucoma congénito e Infantil, que deja ciego a muchos niños en el país.


Federico Núñez, director general de Cecanot, dijo que ese glaucoma afecta a entre 12,000 y 18,000 niños, y que un tratamiento completo conlleva hasta tres y cuatro cirugías a un costo de más de RD$150,000 cada una. Solamente el año pasado, Cecanot realizó 45 cirugías.


De acuerdo con el doctor Graciano, “la atención a estos niños es muy costosa, pues el paciente necesita exámenes bajo anestesia general en repetidas ocasiones, en muchos casos múltiples cirugías y en casos extremos implantaciones valvulares que son de alto costo y requieren microcirugía y alta tecnología”.


Al respecto, Núñez precisó que “las aseguradoras no contemplan cobertura para anomalías congénitas y esto es justamente de lo que se trata este tipo de glaucoma, y a consecuencia de esta situación estos niños se ven sin posibilidad de un tratamiento adecuado dado el costo del mismo”.


Junto a los doctores Jhon González, jefe de Residencia Médica; Ramón Graciano, jefe del Servicio de Oftalmología, y Cristina Yermenos de Sella, del departamento de Glaucoma, Núñez anunció que están creando un fondo especial para poder atender a los niños que padecen el glaucoma congénito e infantil.


En ese sentido, los médicos dijeron que se disponen a solicitar donaciones a instituciones públicas y privadas, así como a personas particulares, incluyendo a las ARS, de las que señalaron que pueden “donar” un porcentaje del tratamiento.


El glaucoma se confunde con ojos azules y bonitos


El doctor Ramón Graciano explicó que el glaucoma congénito e infantil se presenta con lagrimeo, molestia a la luz y cierre involuntario de los párpados. “En muchos casos los padres confunden la enfermedad, pues el niño presenta ojos grandes que estiman como hermosos y córneas semiopacas, que lucen como ojos azules”, observó el especialista.