tabletsJunto con los teléfonos inteligentes, las tablets son los aparatos tecnológicos que la gente más busca. A la hora de decidir la compra de una hay varios factores a tener en cuenta:


Sistema Operativo


Las opciones más claras son tres: Android, iOS y Windows. El sistema operativo de Google, Android, es igual al de los teléfonos inteligentes, por lo que puede ser fácil adaptarse. iOS, en cambio, es el favorito de los usuarios de Apple y el compañero perfecto de los que usan Macs o iPhones. Windows es lo más parecido a una PC que podemos encontrar en formato tableta. Es más: ya se venden equipos híbridos 2 en 1 que funcionan como notebook y tablet, simplemente agregando o sacando un teclado.


Tamaño.


Las más chicas son de 7″ y se recomiendan para los más chicos o para los que quieran llevarlas a todas partes. Para muchos este tamaño es demasiado reducido. Las de 8″ tienen mayor capacidad visual, sin excederse en el peso. 10″ es para muchos el tamaño ideal, aunque a veces pueda resultar un poco pesada. Ya se empezaron a lanzar equipos con pantallas de 11″ y 12″, orientados a la gente que las usa para trabajar, por ejemplo diseñadores gráficos.


Procesador y memoria.


Los equipos más básicos pueden tener un solo procesador (el cerebro de una computadora). Lo mejor es que tenga por lo menos 1Ghz, aunque si queremos algo más poderoso deberemos apuntar a un equipo de doble núcleo. A mayor velocidad y cantidad de núcleos, mejor. La memoria RAM, al igual que en una PC, es fundamental para que el equipo funcione rápido. El mínimo recomendado es 1GB, aunque hay equipos más veloces con 2 o 3 GB.


Precio.


El ítem más importante para la mayoría. Lo barato sale caro, pero también está el riesgo de las caídas y los golpes en equipos de mucho valor. En Argentina los equipos más baratos, de marcas nacionales, se consiguen por $1300/$1500. Pueden ser recomendadas para chicos o gente que no las vaya a exigir mucho. Las tablets más poderosas pueden valer cerca de $10.000.


Extras.


Son muchos los chiches o agregados que pueden inclinar la balanza para elegir una tablet. Algunas tiene un lápiz óptico, ideal para los que busquen mayor precisión. Otras tienen puerto USB, para poder cargarles información con un pendrive o agregarle periféricos como teclado o mouse. También muchos equipos tienen salida HDMI, que permite conectarlas a un televisor y ver su contenido en una pantalla más grande. Y otras ya incluyen teclado desmontable para cumplir dos funciones: tablet y notebook.