140220194454_bulgaria_iglesia_304x171_afpUn obispo de la iglesia ortodoxa de Bulgaria ha sido destituido después de que se conociera un vídeo en el que se le veía teniendo sexo con cuatro mujeres. El obispo era el director del monasterio de Batchkovo, el segundo más grande de Bulgaria.


El Santo Sínodo, la autoridad suprema de la iglesia en el país europeo, halló culpable al alto jerarca de lo que consideró un comportamiento “indigno para su posición”. A la iglesia ortodoxa de Bulgaria pertenece cuatro quintas partes de la población del país.


En 2012 se supo que alguno de los miembros del Santo Sínodo colaboraron con el régimen comunista.