auEl 80 por ciento de las muertes maternas que se registran en los hospitales del país son evitables y están vinculadas a descuidos del personal que se encuentra de servicio en ese momento, de acuerdo a los resultados de las auditorías que hace el Ministerio de Salud Pública a cada uno de esos fallecimientos a nivel nacional.


Algunas de las causas encontradas en los expedientes son el desangramiento por la salida de un catéter de una parturienta  que se encontraba lista para salir de cuidados intensivos al día siguiente, mientras el personal de salud estaba dormido, amaneciendo muerta; el olvido de una gasa dentro del vientre durante un procedimiento de cesárea; deshidratación por diarrea de una parturienta; muerte por edema del pulmón y el personal creía que se trataba de gripe y muerte por H1n1, por no haber sido vacunada, pese a tener disponibilidad de la vacuna.


La revelación la hizo a LISTÍN DIARIO el viceministro de Salud Colectiva, Rafael Schiffino, quien dijo que es el  momento de que se conozcan las responsabilidades, tras señalar que son hechos dolorosos y vergonzosos. Dijo que con frecuencia se reciben casos de familiares que piden a Salud Pública que se les diga las causas de la muerte de su pariente.


Aseguró que en cada una de esas auditorías el Ministerio está estableciendo responsabilidades y que se han establecido sanciones, entre ellas la cancelación y suspensión de médicos,  pero que se trabaja en el reglamento de sanciones para ser más rigurosos en el tema. El funcionario señaló que la mayoría de las muertes se trata de mujeres jóvenes que se encuentran dentro del rango adecuado para la reproducción y que sólo 20% de las muertes está vinculada a embarazos en adolescentes.


Schiffino destacó que en lo que va de año en el país se han registrado 17 muertes maternas, que aunque es menor que las ocurridas a la misma fecha del año pasado, su incidencia constituye una gran preocupación para las autoridades sanitarias, al recordar que ese es un tema de agenda del presidente de la República.