ejeLa Oficina de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos alertó del aumento de ejecuciones en Irán, con al menos 80 casos desde comienzos de este año, que algunas fuentes elevan a 95.


“La mayoría de estas ejecuciones están relacionadas con delitos de tráfico de drogas, que, según las leyes internacionales, no figuran entre los crímenes más graves”, afirmó hoy en una rueda de prensa en Ginebra la portavoz de esta oficina, Ravina Shamdasani.


Según sus informaciones, algunas de estas ejecuciones se han producido en secreto y al menos siete personas fueron ejecutadas en público este año. Según los datos de la ONU, se les negó el acceso a un abogado y sus familias no pudieron visitarles durante los nueve primeros meses de detención.