Donna-ScrivoDETROIT, Michigan, EE.UU. — Una mujer acusada de mutilar y trasladar ilegalmente un cadáver después que los restos de su hijo de 32 años fueron hallados en bolsas junto a dos carreteras rurales en Michigan era su tutora legal, le dijo un juez el lunes a The Associated Press.


Donna Scrivo le pidió en mayo pasado a un tribunal que la nombrara su “tutora provisional por razones de emergencia porque su hijo mostraba tendencias suicidas y estaba deprimido por la enfermedad de su padre”, quien falleció más tarde, dijo el juez Carl Marlinga.


“En la audiencia original se presentaron dos certificados de médicos que decían que el hombre sufría de psicosis y representaba un peligro para sí mismo, y que había expresado pensamientos suicidas”, dijo el juez de lo familiar Carl Marlinga.


“Obviamente hubo suficiente evidencia para considerar la tutoría por razones de emergencia. El juez consintió en que se le asignara un tutor y decidió que fuera la madre del individuo”. El juez Marlinga no participa en el caso penal contra Donna Scrivo, que fue instruida de cargos el lunes en el Tribunal de Distrito de St. Clair Shores. El cargo de mutilación de un cadáver es un delito grave que conlleva hasta 10 años de prisión.


El segundo cargo, trasladar ilegalmente un cadáver del lugar donde ocurrió la muerte, es penado con un máximo de un año de prisión. La fiscalía dice que la madre de Ramsay Scrivo informó de la desaparición el 27 de enero, diciendo que su hijo había salido de su casa en St. Claire Shores y no había regresado.   Tres días más tarde alguien reportó haber visto a una persona lanzando bolsas de basura desde un vehículo a lo largo de carreteras en los poblados de China y St. Claire en el Condado St. Claire, unos 80 kilómetros (50 millas) al noreste de Detroit.


La policía encontró restos humanos en las bolsas. Más adelante el FBI identificó por las huellas dactilares que los restos eran los de Ramsey Scrivo. No se ha informado de la causa de la muerte. Un vídeo de seguridad de un negocio cercano al lugar donde se encontraron las bolsas mostró que Donna Scrivo estaba en el área en el momento, dijo un fiscal en la audiencia del lunes.


Un registro de la casa del hombre en St. Clair Shores encontró “evidencia de sangre” y “manchas de lejía”, dijo el fiscal. El juez de distrito Mark Fratarcangeli impuso el lunes una fianza de 100.000 dólares a Donna Scrivo y dijo que le asignaría un abogado de oficio. Su próxima comparecencia en el tribunal será el 14 de febrero.