imageNUEVA YORK — La residencia del legendario gánster Al Capone en Miami Beach está a la venta por 8,5 millones de dólares. La increíble propiedad de quien fuera llamado “el enemigo público número uno” tiene 929 metros cuadrados y 7 habitaciones, y está ubicada en la exclusiva Palm Island.


Incluye una casa principal, una casa de huéspedes de dos niveles, piscina y una playa privada. Capone compró la mansión, construida en 1922 por Clarence Busch (no hay relación con la familia Anheuser- Busch) a principios de la década de 1920 por 40.000 dólares. Él invirtió una fuerte cantidad de dinero en la renovación de la propiedad; agregó una cabaña, una piscina elevada, gruesas puertas de madera, muros de concreto y una guardianía, según Paul George, un profesor de historia en Miami Dade College.


Capone regresó a la propiedad en 1940 luego de haber sido liberado de la prisión de Alcatraz y murió en la residencia en 1947. Luego de su muerte, la esposa de Capone, Mae, y su hijo, Al Jr., vivieron ahí. El título de la casa desapareció y finalmente volvió a aparecer en 1971 cuando Hank Morrison, un piloto jubilado de la aerolínea Delta compró la mansión por 70.000 dólares, según George. “La casa estaba en malas condiciones”, dijo.


Con el tiempo, Morrison alquiló la casa como unidades individuales y luego vendió la propiedad. En 2011, la vendió por 5,65 millones de dólares, indicó George. El actual propietario, una compañía de Florida administrada por el contador de Nueva York, Anthony Panebianco, compró la residencia hace más o menos seis meses por 7,4 millones de dólares.