ministro de salud publicaSANTO DOMINGO .- El Ministerio de Salud Pública anunció este lunes la puesta en marcha de un plan nacional de respuesta a la detección de los primeros casos de transmisión autóctona de fiebre de chikungunya en la región del Caribe y a la alerta epidemiológica emitida el pasado 9 de diciembre por la Organización Panamericana de la Salud.


En rueda de prensa, el titular Freddy Hidalgo Núñez dijo que aunque no se han revelado casos de la enfermedad en el país, ya se impartieron las instrucciones pertinentes a los directores de hospitales, direcciones regionales y centros sanitarios a fin de prevenir la epidemia.


Hidalgo Núñez expresó que la chikungunya es una enfermedad viral caracterizada principalmente por fiebre, salpullido, dolor intenso en las coyunturas y músculos, que rara vez produce la muerte y es transmitida a los humanos por picaduras de mosquitos inafectados.


Hasta ahora se han confirmado 200 casos en el Caribe, incluyendo las islas de San Martín, San Bartolomé, Martinica, Guadalupe, Dominica y las Islas Vírgenes Británicas. Actualmente no hay un tratamiento un específico contra el virus chikungunya, aunque se aconseja para su tratamiento descanso, aumentar el consumo de líquidos y el uso de antiinflamatorios no esteroides.


La enfermedad se detectó por primera vez en Tanzania en 1952 y desde 2004 se localizaron brotes intensos y extensos en África, islas del océano Índico y la región del Pacífico, incluidos Australia y Asia. En 2007 se extendió a Italia, donde produjo un brote en la región de Emilia-Romagna.


Como medida preventiva, Salud Pública recomienda actuar como frente al dengue, es decir, mantener tapados los recipientes de almacenamiento de agua,  untar cloro  en los tanques y otros recipientes de boca ancha al menos dos veces por semana, asegurar que cisternas, tinacos, aljibes o pozos, estén bien tapados, cambiar el agua de los floreros por tierra o arena, eliminar el agua acumulada en botellas, gomas, latas vacías y otros recipientes donde se crían los gusarapos que se convierten en mosquitos adultos transmisores de la enfermedad.