Quirino-apresado-e1390585308680El país amaneció hoy conmocionado con la noticia de la liberación de Quirino Ernesto Paulino Castillo, quien fue apresado en 2004, tras ser acusado de supuestamente pertenecer a una banda de narcotraficantes dedicada a enviar drogas a Estados Unidos.


y es que por casi 10 años, Paulino Castillo estuvo detenido en una cárcel de Estados Unidos a donde fue extraditado y lugar en el que alegadamente hizo un acuerdo con las autoridades, aunque todavía se desconocen los términos de ese convenio.


Este dominicano perteneció al Ejército Nacional, donde tuvo el rango de capitán, además de ostentar una fortuna de la cual no se conoce el monto exacto, ni la procedencia.


Su apresamiento y extradición. “El Don”, como le conocen a Quirino en Elías Piña, fue apresado el 18 de diciembre de 2004 como parte de un operativo en el cual agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Agencia Anti Drogas de los Estados Unidos (DEA) incautaron mil 387 kilogramos de cocaína, que involucró la detención del teniente coronel policial Lidio Arturo Nin Terrero y a Tirso Cuevas Nin, chofer que conducía el camión que transportaba la droga por una de las transitadas vías de Santo Domingo.


Quirino fue extraditado a Estados Unidos en 2005, mediante el decreto 103-05, del presidente Leonel Fernández acogiendo la sentencia de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) que favoreció el pedido que había hecho por esa nación. La decisión fue adoptada por el tribunal, tras calificar como crimen de lesa humanidad el tráfico internacional de drogas y argumentar que “debe permitirse el enjuiciamiento y castigo de sus autores por los Estados víctimas de ese comportamiento delictivo y no obstruirse por un mal entendido nacionalismo”


Acuerdo. Según ha explicado Freddy Castillo a la opinión pública, quien pertenece a la barra de abogados de Quirino, su defendido hizo un acuerdo con las autoridades estadounidenses, convenio que propició su liberación. Cargos en su contra. En la sentencia de la SCJ se estableció que Paulino Castillo era buscado para ser juzgado en la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, donde es sujeto del acta de acusación número 04CRIM-1353, registrada el 21 de diciembre del 2004, responsabilizándolo de dos cargos de confabulación para importar narcóticos, en violación de la sección 963, del título 21 del Código de los Estados Unidos.


Además, agrega que había otro cargo de confabulación para distribuir narcóticos en violación a la sección 846, del título 21 del Código de los Estados Unidos. También dice que se presentó otro cargo de confabulación para lavar ganancias provenientes de los narcóticos, en violación a la sección 1956 (h), del título 18 del Código de los Estados Unidos, entre otros.


Involucrados. Además de Paulino Castillo fueron apresados otros dominicanos señalados por narcotráfico. Entre éstos figuraron José Abel Bourdiez de León, de 40 años, cuyo nombre no había sido publicado antes, Ramón Pérez Ferreras y Richard Antonio Mejía Peña. También el comerciante Roque María Rodríguez González y el segundo teniente policial Luis Ricardo Reyes Mendoza. Bienes confiscados. De acuerdo con datos de la Fiscalía del Distrito Nacional, a Quirino se le confiscó bienes en el país que superan los RD$2,000 millones.


Además, durante el proceso judicial en los bancos Popular, de Reversas y Agrícola se le congelaron cuentas por un monto total de RD$116 millones. En ese momento el fiscal del Distrito Nacional, José Peguero Hernández, precisó que los bienes de Quirino estaban distribuidos en todo el territorio de la República en diferentes formas.


Su bien más preciado. La hacienda Belkis Elizabeth, propiedad de Quirino, se podría decir es uno de los bienes más destacables de “El Don”, no solo porque lleva el nombre de su compañera sentimental, sino por sus características. Esta propiedad tiene una extensión territorial de 800 tareas y es la propiedad más importante de los bienes cedidos al país por Paulino en el acuerdo al que llegó con las autoridades estadounidenses ante su acusación por narcotráfico. Además, al momento de su detención, la hacienda contaba con dos mil 400 vacas de las que no se sabe su paradero.


Según informaron personas ligadas a la administración los animales adquirieron tuberculosis y fueron vendidos para consumo muy por debajo de su precio de origen. De 50 ó 60 mil pesos que costaban, fueron vendidos a 18 y 16 mil, según las condiciones. La hacienda estuvo funcionando hasta el año 2006 en manos del Estado. En sus buenos tiempos tenía una producción que rondaba los 14 mil 500 litros de leche diarios, pero al enfermarse las reses, raza Holstein, fue cerrada.


Subasta pública. Tras varios años ausente de la palestra pública, la información recogida a finales del año pasado provocó que se hablara otra vez de Quirino. Fue anunciado que los bienes decomisados al alegado narcotraficante que guarda prisión en una cárcel estadounidense serán subastados junto a los de Figueroa Agosto. Ahora, con su liberación, se vería si cabría la posibilidad o no de que exija su devolución, cuestionante que su abogado respondió sólo lamentando que mucho de estos han sido dilapidados.