falpoMOCA.- Activistas del Frente Amplio de Lucha  Popular (Falpo), iniciaron este miércoles una vigilia, con velatorio simbólico, frente a las oficinas estatales de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Moca, (Coraamoca), en protestas por un presunto aumento de un 100 %, en la factura del agua potable.


Los convocantes al acto cívico se organizaron con  un ataúd, velones,  sillas y otros  aspectos, para simular un velatorio, en el cual estarían despidiendo a Coraamoca, institución, que según los manifestantes va camino a desaparecer por la forma que se ha manejado en años recientes.


Usuarios y dirigentes comunitarios presentaron tique de la facturación del servicio de agua potable, donde hacen notar la diferencia de pago de un mes a otro y llamar a las autoridades competente a hacer una investigación en la que se determine la justificación del aumento. A Eladio Rosario, cliente tipificado como categoría R2 con el contrato 004199,  tiene una diferencia de RD$ 120.00 en sus dos últimas facturas, según mostró  con sus  comprobantes.


Los activistas del Falpo, apoyados por el grupo comunitario Los Peregrinos del municipio de Moca, también se quejaron por la falta de  inversión de la institución y exigieron al director, ingeniero Rafael Martínez, presentar un informe detallado, sobre el uso RD$ 100 millones, que le entregó el Gobierno, representado por  Danilo Medina.


Alegan que tras la entrega de estos recursos, no se ha visto el cambio en los servicios que debe garantizar Coraamoca. Los grupos comunitarios que organizan la protestas contra Coraamoca,  denunciaron que en sectores como San Víctor, Monte la Jagua,  Estancia Nueva y El Perú, Juan López, Quebrada Honda,  el servicio de agua potable, llega una y dos  veces a la semana y que en algunos casos, la escasez se extiende mucho más, por lo que los moradores de esta comunidades de ven en la obligación de caminar varios entre 5 y 10 kilómetros para conseguir agua.


Voceros de los grupos comunitarios afirmaron que a pesar que han dado a conocer sus reclamos a los representativos de la institución estatal, pero que no han tenido ningún planteamiento en su favor. Coraamoca, está dirigida en la actualidad por el ingeniero Rafael Martínez, un funcionario que ha puesto de moda en Moca desplazarse con un séquito de de seguridad de cinco o más hombres, una cantidad similar al del presidente de la República, Danilo Medina.