ProcuradorEl procurador general de la República ordenó a todos los fiscales ubicar, investigar y someter a padres y/o tutores de menores que hayan sido ingresados a centros de salud por ingesta de bebidas alcohólicas.También incluye a los que sean detectados en establecimientos nocturnos ingiriendo bebidas alcohólicas, así como en áreas de esparcimiento público y áreas verdes.


A pesar de que la orden es reiterativa, solo se ha registrado un sometimiento, por lo que, Francisco Domínguez Brito advirtió a los fiscales que “de no dar cumplimiento a la presente instrucción podría ser considerado como una falta grave e insubordinación en el ejercicio de sus funciones”.


“Reiteramos la instrucción de la permanencia de los operativos que nos permiten ubicar y detectar a menores de edad en centros nocturnos”, dice la misiva que el magistrado envió a Marisol Tobal, coordinadora Nacional de  Niños, Niñas y Adolescentes. También indicó que los establecimientos nocturnos en los que sean detectados la presencia de menores, deberán ser  clausurados.


“Dichas instrucciones las impartimos basados en las disposiciones establecidas en el artículo 398 del Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03), que sanciona la no supervisión de adultos con relación a los menores”, puntualiza.


Un solo caso


El Ministerio Público informó que solicitó el arresto del padre del menor de dos años de edad, oriundo de esta ciudad, que falleció hace dos días en un centro médico de Santiago por ingesta de bebidas alcohólicas. Indicó que contra el imputado Dioni Contreras pedirían seis meses de prisión preventiva como medida de coerción. Según las autoridades, los padres del niño, cuyo progenitor es un adulto y la madre una menor de edad, para ir a trabajar lo dejaban bajo el cuidado de su abuela materna, que padece trastornos mentales.