imageBANI. La producción lechera en el país podría incrementarse en hasta un 40 por ciento, en los próximos tres años, debido a un programa de asistencia a pequeños productores, que consiste en inseminar con un nuevo gen a las vacas madre y producir otras razas más adaptables al trópico y de mayor capacidad lechera.


El proyecto se iniciará en febrero de este año en San Pedro de Macorís y forma parte de la política gubernamental de incentivo al campo, con el propósito de detener el masivo éxodo del campo a la ciudad. El ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez, externó la preocupación del Gobierno porque, sólo de San Juan de la Maguana en los últimos 10 años emigraron del campo a la ciudad 136,000 personas, con un promedio de 13,600 por año.


Explicó que la fragmentación de los productores lecheros es uno de los principales obstáculos para aumentar la producción. Recordó que de los 69,000 ganaderos del país 58,000 tiene menos de 10 vacas.