Para que la mujer pueda cumplir el sueño de ser madre sin complicaciones, debe tener en cuenta ciertos cuidados antes y durante el embarazo, uno de ellos es el tamaño del útero.Tras el fracaso de varias ofertas, la señora de 58 años se ofreció para llevar el bebé. Una mujer de 58 años dará a luz en unas semanas… a su propia nieta.


Julia Navarro sirvió de vientre sustituto para su hija y su yerno. Lorena McKinnon dijo que debido a sus problemas de fertilidad, ella y su esposo buscaron un vientre sustituto. Tras el fracaso de varias ofertas, dijo McKinnon, su madre se ofreció para llevar el bebé.


La pareja dijo que gracias a Navarro, ahorrarán casi la mitad de los 60.000 dólares que cuesta habitualmente esta clase de embarazo. El parto está previsto para principios de febrero.


Según el diario Salt Lake Tribune, los médicos dieron un 45% de probabilidades de éxito del implante debido a la edad de Navarro.