Basura - rdSantiago.-Con la salida de operación de las empresas recolectoras Esensa y Urbaser y la incapacidad de la alcaldía en dar respuesta al problema de basura, la ciudad permanece arropada de desperdicios. Aunque a principio de año, el alcalde consiguió que le prestaran algunos camiones, estos resultan insuficientes.


Los más afectados por la deficiencia del servicio son los sectores ubicados al suroeste de Santiago, comunidades donde se pueden observar montañas de desperdicios. En los sectores Ensanche Libertad y Cienfuegos, los comunitarios decidieron echar en fundas plásticas los desperdicios y colocarlo en medio de la vía.  Mientras en la zona sur, es tanto el cúmulo que las aceras son tapadas.


Actualmente solo la empresa Urbaluz recoge basura en algunos puntos de la ciudad, mientas las autoridades sanitarias alertan ante posible brotes de enfermedades. Sin embargo este miercoles no laboró debido al paro, lo que empeoró la situación. El regidor Domingo Ureña, del Partido Acción Liberal, entiende se hace necesario contratar urgentemente otras empresas que den respuesta a la demanda de la población.


Sin embargo, rechaza sea nueva vez Urbaser y Esensa, debido a que mantiene conflicto judiciales y que carecen de equipos para ofrecer un buen servicio. En sectores como la Villa Olímpica, se forman montones de desperdicios en medio de la doble vía. “Con tantas enfermedades por contaminación y esto de los mosquitos, exigimos que el ayuntamiento haga su labor y nos recoja la basura antes que puedan registrarse brotes”, apunta Margarita González. Pide esa zona sea intervenida urgentemente.


A principio de este mes, la alcaldía anunció que decidía prescindir de los servicios de recogida de basura de las empresas Urbaser y Esensa, debido a su incapacidad para cumplir lo estipulado en los contratos.