mocaMoca.- El agotamiento de la vida útil de la planta de tratamiento de este municipio comienza convertirse en un problema de salud, debido a los niveles de contaminación. Mientras representantes de organizaciones comunitarias contemplan realizar una especie velatorio frente a la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Moca (Coramoca) para pedir una explicación de los recursos que presuntamente designó a mediado del pasado año el Poder Ejecutivo para la construcción de una nueva planta en los mismos terrenos de la comunidad Las Colinas.


El más afectado por los niveles de descuidos es el río Moca, que ve como parte de los excrementos van a caer a sus aguas. Juan Comprés del movimiento Los Peregrinos dice que en ocasiones, las materiales fecales salen por las tuberías, mientras una parte de los excrementos va a parar al río Moca.


“Lo que estamos pidiendo es, que Coramoca diga y explique a la sociedad mocana que se ha hecho ese dinero que debía ser destinado a la construcción de una nueva planta”, apuntó Comprés. La planta construida en 1976 y hace ya 15 años que agotó su utilidad, sin embargo la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Moca (CORAMOCA) sigue depositando las heces fecales.


Estephany Almonte encargada de comunicaciones de Coramoca dijo que con las planta del sector las Colinas se hicieron las mediciones, para presentar el estudio del impacto ambiental. Este estudio es necesario para completar el proyecto que está en el congreso. Actualmente, cuenta con un personal de apenas cinco personas, un encargado, un vigilante y el resto para mantenimiento.


La vieja planta fue construida detrás del vertedero que aunque fue clausurado, nueva vez volvió a depositar los desperdicios. “El mayor problema se produce cuando llueve que el hedor se siente en los hogares”, expresa Luis Pichardo empleado de un taller de ebanistería ubicado a 300 metros del lugar. En varias ocasiones, la junta de vecinos ha pedido que sea clausurada la planta debido a los altos niveles de contaminación.


Para la construcción de esta planta tiene que ser con recursos internacionales o del Estado, y aunque hay un proyecto en el congreso hace años que espera la aprobación. Explicó que como institución solo pueden dedicarse al mantenimiento de lo ya existente y a las soluciones menores.  Entre los planes, está la construcción de una planta de tratamiento en la comunidad El Eurípides. La obra aprobada por el presidente Danilo Medina que destiné el pasado año la suma 100 millones para CORAAMOCA para la ejecución de 25 proyectos. Esta planta es la de mayor inversión en las obras aprobadas.